El Mono y su ascendente

Mono ascendente Rata

Divertido, inteligente y vivaz, nada ni nadie se le resiste. Ama los placeres de la vida y los aprovecha plenamente. Intuitivo e intenso, nada se le escapa; quiere tener todo sin pagar… ¡y además lo consigue!

Mono ascendente Búfalo

Tras su apariencia de Mono adormecido que descansa tranquilamente, es un poco mago: conoce todos los juegos de manos y obtiene todo lo que desea. ¿Quién puede imaginar que bajo su aire correcto y convencional se esconde un hechicero? ¡Hasta él lo duda!

Mono ascendente Tigre

Lo sabe todo, posee intuición y su buen olfato es legendario. Astuto, se revela como un director nato, su buena estrella le proporciona un aspecto regio y una seguridad inquebrantable. Intrépido, resulta un animal irresistible. Ruge y desborda de energía.

Mono ascendente Liebre

Sutil, calculador, no lo ahogan los escrúpulos. Su moral es elástica, lo que le permite engañar a los demás y vivir en el lujo sin matarse trabajando. Desenvuelto, hábil y prudente, conoce nuestras debilidades y se aprovecha de ellas.

Mono ascendente Dragón

¡No nos deja respirar! Absorbe todo nuestro oxígeno. Se cree único, sus proyectos son increíbles y sus ambiciones desmesuradas. Inteligente y mítico, es un animal que piensa que nada es verdaderamente imposible. Avanza a pasos agigantados; es brillante, valiente… ¿cómo resistírsele?

Mono ascendente Serpiente

La inteligencia es su punto fuerte. Desconfía y analiza todo; aunque no lo parezca, posee poder sobre los demás. Seguirle es trabajoso y ningún competidor osa enfrentarse con él, pues sus monerías tienen un sólo propósito: hipnotizarnos para dominarnos mejor. Comprende todo y no soporta que le interrumpan, que se le critique. Atención con su veneno. ¡Peligro!

Mono ascendente Caballo

Le gusta ocupar el primer puesto, no por fastidiar, sino porque se lo merece. Jugador impenitente, corre riesgos y no soporta perder. Cambia de idea como de camisa y le tiene sin cuidado cumplir sus promesas. Explota su inteligencia para no tener que trabajar como un burro. No vacila en mentir y en dar pruebas de cinismo para salvaguardar su libertad.

Mono ascendente Cabra

Está muy contento saltando y gesticulando. Con la cabeza entre las nubes, se dedica a soñar. Es intuitivo, original, fantasioso, lo que no le impide ser también lúcido y hábil y aprovechar las oportunidades cuando se presentan. Atención con los corazones frágiles porque es un gran seductor.

Mono ascendente Mono

Es un pequeño genio y un gran curioso; quiere saber y comprender todo. Salta de rama en rama para informarse sobre lo que pasa en otra parte. Se sabe más evolucionado y más inteligente que los otros animales; a veces resulta un poco diabólico. No lucha con los puños, sino con la cabeza. Siente una gran autoestima y sus crisis de narcisismo no llegan a abatirlo.

Mono ascendente Gallo

Cuando este Mono se engalana, sólo lo miran a él. No vacila en pintarse de rojo para que se sepa que está ahí. Se considera inteligente e irresistible. No hay que burlarse de su nuevo peinado porque no lo perdonaría jamás. Tiene grandes proyectos y capacidad para convertirlos en realidades.

Mono ascendente Perro

Acostumbra a colgarse de la rama más frágil del árbol, lo que hace que con frecuencia se caiga sobre el trasero y eche la culpa a los demás. Considera que la vida no es demasiado divertida. Depresivo, se siente dividido entre su necesidad de fantasía, su alegría de vivir y su tendencia a imaginar lo peor. Es un poco complicado, intelectual y realista al mismo tiempo. Cuando cuenta las desdichas de los demás Monos es impagable y cuando quiere se burla hasta de sí mismo.

Mono ascendente Jabalí

Intuitivo, a la primera mirada sabe todo de los demás. Necesita soledad para leer, pensar y meditar. Detesta hablar por hablar: una conversación insustancial le pone histérico. Es honesto y su palabra es sagrada.


Horóscopo mensual 2020



carta natal de una pareja
 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *