El hombre Leo

Magnánimo, valiente y cortés, el hombre Leo muestra una orgullosa dignidad y una arrogante vanidad.
Acostumbrado a dirigir y a organizar la vida de los dem√°s (para lo cual posee dones naturales), se siente herido en su amor propio cuando los dem√°s desoyen sus consejos.
Conquistador nato, seduce con su porte majestuoso y sonrisa deslumbrante.
Le gusta llevar una vida social activa y, profesionalmente, es ambicioso.
Le gusta impresionar, es apasionado y afectuoso, pero puede ser, también, muy controlador e intolerante.

Artículos relacionados


 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *