Ascendentes

Se llama ascendente al signo astrológico que rige la hora del día en la que se ha nacido, independientemente del resto de los parámetros del horóscopo como son el día, el mes o el año. La influencia del ascendente se percibe con claridad en la personalidad del individuo, ya que de alguna manera influye en las expectativas que éste tiene sobre sí mismo. Es decir, en parte, el ascendente habla de cómo el nativo se muestra ante los demás, o lo que los demás perciben de él, pero también puede ser visto como lo que realmente le gustaría que se le reconociera públicamente. De alguna manera el ascendente entra a formar parte en el diseño del modelo que toma de patrón durante el desarrollo personal; es el personaje que gusta encarnar para que los demás vean de lo que se es capaz.
A continuación se presentan los Doce Animales Sagrados vistos desde el punto de vista del ascendente. Nunca es conveniente olvidar el modo de pensar de la antigua civilización china. Puede ayudar a comprender su forma de ver la vida si se tiene en cuenta que para conocer el ascendente de un nacimiento ocurrido siglos atrás durante la noche, los chinos acostumbraban a encender una barrita de incienso que quemaba muy lentamente y que estaba marcada con incisiones que tardaban en quemarse aproximadamente dos horas. En cuanto amanecía, se consultaba la barrita y se veía cuántas rayas se habían consumido. De esta manera podían saber a qué Animal Sagrado correspondía el ascendente.
También se dice que así como el día de nacimiento tiene mucho que ver con nuestra forma de comportarnos con nuestros mayores, la hora, es decir, el ascendente, determina en parte las relaciones que se mantienen con las nuevas generaciones, la forma de comportarnos con las personas que tenemos a nuestro cargo. Así que es muy importante de cara a la educación de los hijos o simplemente en las relaciones laborales. Para más detalles es mejor consultar cada uno de los Doce Ascendentes.
LA HORA DE LA RATA: 23.00-01.00
La medianoche siempre se ha considerado una hora mágica, la hora de las brujas. Lo cierto es que la gente que nace en la hora de la Rata muestra siempre una imagen misteriosa. Es como si escondieran una carta en la manga, a pesar de la naturalidad con que se muestran de cara al público. De cara a las jóvenes generaciones, la persona con este ascendente se hace respetar y al mismo tiempo genera un fuerte magnetismo que suele cautivar a los más sensitivos de sus pupilos.
LA HORA DEL BUEY: 01.00-03.00
Parece que la persona que tiene al Buey en el ascendente no piensa en otra cosa que no sea en escapar de la negrura de la noche. Su incesante búsqueda de la luz le otorga una imagen de persona optimista, alegre y, sobre todo, vitalista. La simpleza y la claridad de su comportamiento a menudo puede parecer un tanto infantil.Justamente por eso suelen divertir y resultar muy amenos de cara a las nuevas generaciones, pues les gusta transmitir su agradecimiento por la vida a aquellos que mejor la aprecian. Respecto a las personas adultas que tienen a su cargo, son partidarios de dar una de cal y otra de arena. La experiencia les ha enseñado que no se puede ser siempre optimista y generoso. ¡Y mucho ojo con su personalidad inflexible, son gente que sabe hacerse respetar!

Continúa >>>





 

Comments are closed.