El Gato en los años de los otros animales

El año de la Rata para el Gato

Los resultados son mediocres. El Gato puede sentirse defraudado si ha preparado una presentación espectacular. Que aproveche para mejorar su madriguera y redondear su patrimonio. La paciencia y el tiempo son sus armas más seguras.

El año del Búfalo para el Gato

Los retrasos exasperan al Gato, ya que implican obstáculos a sus ambiciones. El, que no soporta las rupturas, va a tener que asumir una separación. El Gato se angustia, ¡sin embargo, es preciso hacerlo! Que permanezca en su madriguera y que filosofe gentilmente, ya que sólo el tiempo arregla las cosas.

El año del Tigre para el Gato

El, que detesta los conflictos, va a tener que luchar, redoblar su prudencia y su diplomacia. No deberá fiarse de nadie para no tener que lamentar indiscreciones. No debe tratar mal a ningún jurista, pues la administración la vigila. Afortunadamente, a final de año tendrá muchas razones para alegrarse. Un importante ingreso de dinero puede permitirle cambiar de madriguera.

El año del Gato para el Gato

Ése va a ser su año. Si no intriga demasiado, el Gato se saldrá con la suya. Si aprovecha para encerrarse a crear, el éxito le llegará más tarde.

El año del Dragón para el Gato

Va a recibir las felicitaciones del jurado, su nombre se encuentra en la lista de graduados, sin que por ello vaya a llenar su bolsa. Hace nuevos amigos, que se unen a él para festejar sus progresos.

El año de la Serpiente para el Gato

El Gato es voluble, cambia de madriguera, tal vez también de trabajo. No tiene siquiera tiempo de pensar en diversiones ni en su pequeña familia, todo va demasiado rápido. Construye sólidamente, la suerte le sonríe; ¿para qué preocuparse?

El año del Caballo para el Gato

Se ve al Gato en todas las fiestas. Es mundano a más no poder. Nuevas relaciones le brindan ayuda. Está en su mejor forma y no vacila en dejar su madriguera y salir a conocer el mundo. Un año estupendo para él.

El año de la Cabra para el Gato

El Gato está asombrado: todo le va bien, la prosperidad le sonríe, brinca de alegría. «la vida cotidiana dedicada a trabajos fáciles y fastidiosos», como dijo el poeta, no lo atrae, pero no debe olvidar que «es una tarea que requiere mucho amor».

El año del Mono para el Gato

Atención a las malas pasadas. El mono es un tunante y el Gato debe ser más prudente de lo habitual. Que no firme nada sin contar con la aprobación de su banquero. Los retrasos le pondrán nervioso; es mejor que no convierta eso en una tragedia.

El año del Gallo para el Gato

No debe hacerse el individualista, el independiente. Debe evitar encontrarse solo en primera línea; puede contar con la ayuda de sus compañeros. El gallo puede imponerle gastos imprevistos. Si simula ser un Gato incomprendido, sus amigos la ayudarán a solucionar sus problemas.

El año del Perro para el Gato

El perro es tierno, amistoso, fiel y le tiende su pata. Es el año del esparcimiento, de los reencuentros familiares, de la ternura. El Gato lo aprovecha para poner en orden sus ideas; ni siquiera los pequeños problemas con su pareja o con sus socios lograrán quebrar su gran energía ni su maravilloso optimismo.

El año del Jabalí para el Gato

La seguridad ante todo, éste es el lema. Hay que ser más realistas de lo habitual. El Gato no debe hacer promesas que lo encadenen; es preferible que evite los compromisos impulsivos y que no brinde su confianza sin tener pruebas de que está en buenas manos. Que se mantenga alerta, protegiendo su madriguera y sus ahorrillos.

Volver a Signo Gato


Horóscopo mensual 2020



carta natal de una pareja
 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *