El hombre Leo

Magnánimo, valiente y cortés, el hombre Leo muestra una orgullosa dignidad y una arrogante vanidad.
Acostumbrado a dirigir y a organizar la vida de los demás (para lo cual posee dones naturales), se siente herido en su amor propio cuando los demás desoyen sus consejos.
Conquistador nato, seduce con su porte majestuoso y sonrisa deslumbrante.
Le gusta llevar una vida social activa y, profesionalmente, es ambicioso.
Le gusta impresionar, es apasionado y afectuoso, pero puede ser, también, muy controlador e intolerante.

Speak Your Mind

*